RIEGOS AUTOMÁTICOS

ASPERSIÓN

El riego por aspersión es el sistema más utilizado para regar praderas en jardinería e instalaciones deportivas, también muchos cultivos herbáceos, principalmente gramíneas y forrajeras, en agricultura. Esto es debido a quejardineria-sostenible_vista_aerea_pradera_con_zona_de_aridosofrece la posibilidad de trabajar en cobertura total, con una instalación fija, enterrada y automatizada. Si no está bien diseñado puede que haber muchas pérdidas de agua, aparte de ser un sistema de eficacia moderada, perdiéndose mucha agua por escorrentía o deriva causada por el viento, aparte de la evaporación tan grande que se produce si se riega en horas de gran insolación.

También precisa de caudales punta importantes, por lo que obliga a dimensionar las tuberías con diámetros muy grandes, requiere presiones de trabajo altas, lo que obliga a la instalación de grupos de presión con el consiguiente gasto energético, lo que hace que este tipo de instalación sea bastante costosa, tanto en su instalación, como en su posterior mantenimiento.

En las instalaciones deportivas se usan aspersores de características especiales como es el caso de los cañones de riego para los campos de fútbol de césped artificial o los aspersores de turbina o de impacto, de largo alcance, utilizados en el riego de zonas deportivas como los campos de golf o de fútbol.

 

DIFUSIÓN

En jardinería se usan mucho los difusores en sustitución de los aspersores por la buena distribución que hacen del agua de riego que, al tener un alcance menor, tienen un mejor comportamiento al regar zonas irregulares, pudiendo ser regulados y ajustados con más facilidad que los aspersores. Tienen también un consumo muy importante, aportan una gran pluviometría y su instalación es cara por tener una mayor cantidad de tubería a colocar y enterrar y caudales importantes, con la influencia que esto tiene en el resto de la instalación.

En la actualidad existen multitud de tipos de difusores, con mayor o menor emergencia para quedar ocultos cuando están en reposo, fijos o ajustables, con sistemas antivandálicos, con boquillas de mayor o menor caudal y alcance e incluso algunos están preparados para alojar rotores de bajo caudal que trabajan a presiones muy bajas, pudiendo reunir las ventajas del riego por goteo y las coberturas del difusor clásico.


GOTEO

jardineria-sostenible_colocacion_riego_por_goteoEl riego por goteo es uno de los sistemas más eficientes para regar las plantas. Tanto en agricultura como en jardinería es el método más extendido en las últimas décadas. La evaporación del agua se reduce mucho, el agua se aporta directamente al suelo, en superficie o con la instalación enterrada. En la actualidad existen sistemas muy completos, con todas las opciones de automatización, en combinación con sistemas de medida de la humedad del terreno o de la pluviometría.

Uno de sus principales problemas es la posibilidad de obturación de los goteros, para lo cual existen diferentes tipos y sistemas de filtrado, aspecto que hay que tener muy en cuenta a la hora de diseñar una instalación, sobre todo si regamos con agua de pozo en zonas muy calizas.

 

OTROS SISTEMAS DE RIEGO LOCALIZADO

Además del riego por goteo, tenemos otros medios para aportar el agua a la planta de forma localizada y con distintas frecuencias. La cinta exudante va enterrada, aportando el agua de riego a la planta bajo el suelo, haciendo líneas continuas de humedad, por lo que este sistema es adecuado para cultivos en continuo, como puede ser el césped en medianas o cualquier otro tipo de franjas; también puede utilizarse para el riego de praderas, si bien existen diferentes opiniones al respecto.

Los barboteadores también nos sirven para aportar agua de forma localizada, si bien se usan para llenar alcorques o jardineras por inundación, por lo que tendremos que tener bien controlado el tiempo de riego, que dependerá del caudal aportado por el aparato y de la capacidad del espacio que tengamos que regar.

Los microdifusores y microaspersores son también muy prácticos para el riego de franjas o zonas pequeñas. Es también un riego aéreo pero los alcances suelen ser menores, existiendo una gran variedad de caudales, pluviometrías y radios.

También existen aparatos diseñados especialmente para el riego de invernaderos o umbráculos, desde arriba, es decir que van a regar de forma invertida y sólo servirán para este uso.