OTRAS INSTALACIONES

MOBILIARIO URBANO

El mobiliario urbano permite hacer un buen uso de las zonas comunes de ciudades, parques y jardines. Las papeleras, bancos o bolardos se instalan para cumplir su función. Siempre han de ser de materiales muy resistentes, tanto para el uso como para aguantar a la intemperie durante todo el año. Es muy conveniente que en los parques se instalen juegos infantiles para que los más pequeños puedan divertirse al aire libre, por lo que estos elementos siempre tienen que estar en perfecto estado de conservación.


INSTALACIONES DEPORTIVAS

Estas instalaciones de uso común son muy importantes en las ciudades y otros núcleos de población menores. Proporcionan a niños y jóvenes una alternativa de ocio muy aconsejable, dan la posibilidad de hacer ejercicio a todos y es muy importante que tengamos esto en cuenta al utilizarlos, cuidando de mantenerlas limpias y cuidadas. En muchas ocasiones están valladas, bajo llave o incluso en el interior de polideportivos, colegios u otros centros docentes, pero en otros casos están abiertos y es por ello que se han de cuidar para su común disfrute.


ILUMINACIÓN

La iluminación del jardín es un aspecto muy importante en la decoración del mismo si queremos disfrutar de él en las horas nocturnas. Disponemos de multitud de elementos para conseguir un efecto agradable, utilizando luminarias que señalen los caminos a modo de balizas de pie o empotradas en el pavimento, tipo farola para dar iluminación a zonas que se usan para cenar al aire libre o como apliques para ambientar determinadas partes de una edificación. También podremos utilizar proyectores para enfatizar puntos de interés; o leds, con un consumo mínimo, para ambientar e iluminar cualquier zona, incluso bajo el agua como puede ser en el caso de las piscinas, fuentes y estanques.


GRUPOS DE PRESIÓN

Cuando usamos el agua para diferentes medios, es muy probable que necesitemos impulsarla de un lugar a otro, regulando los caudales y presiones necesarias en cada lugar en el que se demanda. Para ello usamos diferentes equipos como pueden ser los grupos de presión, compuestos de una o más bombas con sus correspondientes motores, eléctricos generalmente, y accesorios como presostatos, depósitos de membrana, cuadros de protección y maniobra y válvulas de retención, reguladores de presión o de apertura y cierre. Es muy importante que el sistema funcione correctamente, en sus rangos de presión y caudal adecuados, pues de ello dependerá que cada elemento cumpla su función.


POZOS Y DEPÓSITOS

En muchas ocasiones no disponemos de agua suficiente en nuestra red para poder regar las plantas directamente. Si disponemos de la posibilidad de realizar un pozo, tendremos la forma de aumentar el caudal instantáneo disponible, pero si además tenemos espacio para realizar un depósito o aljibe para riego, podremos regar a las horas que más nos convenga, además de disponer de una reserva de agua que permitirá regar aun cuando el pozo no sea capaz de abastecer suficientemente.


DRENAJES

El agua es fundamental para el correcto desarrollo de las plantas, pero en su justa medida. La gran mayoría de las plantas son sensibles al encharcamiento en mayor o menor grado. La pudrición del sistema radicular por ataques de hongos es muy frecuente y a menudo irreversible, siendo la asfixia radicular una de las causas de mortandad más frecuentes en plantaciones si el suelo no tiene la propiedad de evacuar el agua sobrante.

Asegurarnos de que no se producen encharcamientos es una de las cosas que debemos hacer siempre que vayamos a establecer una plantación o pradera, haciendo las pruebas necesarias para comprobarlo y dotando al jardín de la infraestructura necesaria para ello.


REUTILIZACIÓN DE AGUA DE LLUVIA

El agua de lluvia es perfectamente utilizable para el riego. Es un agua de gran calidad que podemos recoger haciéndola llegar a un depósito del  que posteriormente la sacaremos para utilizarla. Podemos recuperar toda el agua que llega a la cubierta de nuestra casa recogiendo toda la de los canalones. Sólo será necesario conseguir que llegue al depósito libre de hojas y elementos gruesos. En el caso de que se recoja el agua de un parking habrá que tener cuidado con los restos de aceites y combustibles, además de las hojas secas o arenas que a veces son arrastradas con el agua al conducto correspondiente. Es posible que necesitemos hacer un by-pass para que se pueda coger el agua de la red o del pozo cuando no dispongamos de agua en el depósito por cualquier motivo. También hemos de tener un dispositivo que detecte cuándo está vacío el depósito para que lo llene y, cuándo esté lleno, para que desvíe el agua al rebosadero o al circuito de evacuación.


TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES

Las aguas residuales también se pueden utilizar. Es necesario hacerles tratamientos para que queden en un estado aceptable. Si tenemos que llenar alcorques lo podemos hacer con esta agua. En épocas de escasez, aun con restricciones que las administraciones pueden poner para paliar la falta de agua para riego, esta agua es puesta a disposición de los ciudadanos en las depuradoras que, con la debida autorización, cargan cisternas para distribuirlas por la ciudad a quien lo solicite.

También se puede reutilizar este agua “in situ” si la sometemos a procesos de depuración con equipos compactos enterrados provistos de filtros y digestores e incluso cuando la hacemos recorrer un circuito de fitodepuración.


PISCINAS

El tipo de piscina a instalar dependerá del espacio disponible, de la estacionalidad e intensidad de uso que vayamos a darle y del presupuesto. Para espacios reducidos hay diferentes opciones prefabricadas, económicas y sencillas de instalar, simplemente apoyadas en el terreno sobre una base preparada, con estructura metálica, acabados en madera o materiales plásticos. Si disponemos de mayor presupuesto y de espacio suficiente podremos instalar una piscina de obra, para lo que aconsejamos el sistema de gunitado, con hormigón proyectado a presión, que nos permite obtener la forma que deseemos con una fiabilidad excelente. En este caso podemos optar por el sistema de skimers clásico o por el de lámina desbordante o tipo Munich, en el que es una rejilla perimetral la que recoge el agua que desborda del vaso para enviarla al depósito de compensación y realizar la depuración. Este sistema permite conseguir efectos muy vistosos. En cuanto a la depuración, tenemos la posibilidad de hacerla por electrolisis salina, de modo que evitaremos la manipulación de cloro y sólo tendremos que equipar nuestra depuradora con un sencillo equipo de electrolisis y añadir sal al agua.

También existe la posibilidad de realizar una piscina natural, en la que no vamos a tener una depuración por la presencia de un agente desinfectante en el agua, sino que haremos circular al agua por un circuito externo donde hay plantas macrofitas que van a ser capaces de hacer que el agua sea depurada de un modo natural, evitando la presencia de malos olores.


SPA

Existen spas preparados para su instalación a la intemperie, con distintas capacidades, desde 2 a 8 personas, e incluso se pueden realizar de obra, integrados en la piscina. Hay muchos modelos diferentes y están dotados de automatismos y accesorios como iluminación o equipo musical. Estos elementos se pueden integrar en una piscina natural o en cualquier otro escenario, proporcionando un grado de confort extraordinario.