IBERFLORA 2011

IBERFLORA 2011


Este año visitamos IBERFLORA 2011, feria internacional que celebró su 40ª edición. Por su trayectoria se ha convertido en uno de los eventos comerciales de referencia en el sector, aunque la crisis también ha hecho mella y la participación, tanto de público como de expositores, ha bajado mucho respecto a otros años.

A pesar de ello, encontramos algunos stands muy interesantes, pudimos conocer el Parque Central de la mano de algunos de los responsables de su diseño, promoción y gestión. Tampoco faltó la debida representación del Master Universitario de la Universidad Politécnica de Valencia, un referente en el campo formativo del paisajismo.

Los actos de conmemoración, con la asistencia de diversas personalidades también tuvieron su hueco en el certamen. Además, se celebró la X Edición de los premios nacionales IBERFLORA a proyectos fin de carrera.

El sector del “garden center” ha podido encontrar en esta feria muchas ofertas de productos específicos: plantas de calidad para el consumo del particular y de las empresas de jardinería que atienden a este tipo de público, elementos para exposición y mantenimiento de la planta en el establecimiento, así como complementos y elementos decorativos en piedra, madera y otros materiales.

También se han dejado ver por la feria productores de árboles, arbustos, tapizantes, tepes, plantas acuáticas o frutales y comercializadores españoles y de otros países de Europa que aglutinan en su catálogo una gran variedad de plantas procedentes de diferentes productores y que pueden atender pedidos de distinta naturaleza.

El material para viveros de producción ha estado representado por varias empresas del sector que ofrecen multitud de artículos: desde macetas bandejas y contenedores, a geotextiles antihierbas o mallas de sombreo, mesas de cultivo o materiales para la construcción de invernaderos. También estuvieron presentes algunas marcas de material de riego y de maquinaria como cepellonadoras, zanjadoras o sembradoras neumáticas.

En cuanto al uso y aplicación de energías renovables en el sector, vemos que va en aumento, así como la economía del agua, que es cada vez un tema más importante. Pudimos ver y conocer los más modernos tipos de sensores de lluvia, humedad, viento, estaciones meteorológicas y pequeños laboratorios portátiles para el análisis de aguas y suelos.

En definitiva, el certamen sigue siendo un referente nacional e internacional, aunque el número de expositores y visitantes no haya sido tan numeroso como hace algunos años. Sin embargo, los productores, principalmente valencianos, catalanes y gallegos, aunque también vimos firmas de Murcia, Andalucía y de la zona centro, encuentran en la exportación una de sus principales fuentes de negocio, aspecto que hay que tener muy en cuenta en momentos tan duros como los que vive nuestra economía.